top of page

Calandria Petacona - Carmina Hernández Encarnación


"Cuando te vas y no estás,
mis momentos piensan en ti.
Me entra un sentimiento, 
chiquito, chiquito, que 
escapa de mi pecho de a poquito."

Ahora pronto volverás a irte, en busca de tu vida, en busca de tu amor, te tornas radiante, hermosa, toda tú brillas aun de día. Cada latido tuyo, es un latido menos en mí.

Me asusto, me inquieto, lloro.


Muchas veces te has ido, muchas veces has vuelto con las alas rotas, con el alma perdida. Pero es así, debes volar para hacer tu propio nido, como las calandrias petaconas.


Aférrate a tu árbol, no caigas. Fortalece tu vuelo. Sé que fácil no es, afila el piquito para escoger las mejores pajas para el nido.


Busca lo mejor, que los vientos no lo destruyan. Que la lluvia no lo moje, que el sol no lo queme. Busca la mejor rama, que tenga sombra cerca, que pueda guarecerte de toda tempestad. No se puede impedir que llueva y que el sol te abrase, es cosa de aprender.


Aprender con el corazón y la razón. En el seno llévate solo lo que te sirva, no cargues con resentimientos, esos lánzalos al viento.

Sacude tus alas, sacúdete el cuerpo como esas hermosas calandrias.


Tu plumaje es parte del timón extiéndelo todo, cumple la medida de tu creación. Que nada detenga tu vuelo, nada aje tu nido, nada te extravíe. ¡mi esencia estará contigo!




Ilustración: Fotografía en Unsplash de John Crook

82 views0 comments

Recent Posts

See All

Comentários


Post: Blog2_Post
bottom of page