Mi abuelo - Alicia García Castelazo


Para nivelar la balanza.


Mi abuelo era una amalgama de sabiduría y cariño


Cuando mis hermanos y yo, necesitamos una luz en el camino tan difícil que se nos presentaba, allí estuvo con su sencillez, contando sus aventuras infantiles.


Después de salir de trabajar los viernes, venía a vernos, nunca faltó nuestro domingo, veinte centavos y la compra del dulce que más nos gustaba.


Las tardes con su presencia volaban envueltas en colores y tijeras para recortar muñequitos; pero todo tenía un tiempo y la noche se acercaba y él tenía que despedirse dándonos la bendición al estilo antiguo y un beso que nos duraría toda la semana. Hasta el próximo viernes y la figura del elegante caballero de ojos azules, se iba caminando lentamente hasta desaparecer en el recodo de la esquina.


Buen viaje abuelito.




Ilustración: Fotografía de Gianluca Carenza en Unplash

11 views0 comments

Recent Posts

See All