top of page

Mi síntesis personal - Marichoni



Después de un año vivido

Se acerca el fin del año, por costumbre, suelo hacer síntesis de lo vivido.


Muchas nuevas experiencias que se integraron a mi acervo y vale la pena procesarlas para valorarlas en su justa dimensión.


Lo primero que me viene a la mente es la palabra gratitud, con todos sus significados, especialmente ese que sirve de reflejo para el reconocimiento de las bondades vividas, aún en condiciones difíciles.


Sí, empiezo por la gratitud a la vida porque cada vez que vuelve a alumbrar el sol, es una oportunidad de creación, y la tuve cada uno de los doce últimos meses, identificando los cambios que se suscitan con cada movimiento de la Tierra, que se mantuvieron para mí con el orden establecido, y aún con los acontecimientos que marcaron pena para algunos que tal vez no puedan sincronizar conmigo la gratitud, lo hago yo.


La gratitud se ve extendida hacia todas las personas que más amo, que tienen su ser algo de mí y que he amado desde siempre, aceptando, en correspondencia y con sencillez, su amor.


A mi obra personal también extiendo mi gratitud, en la certeza de haberla realizado de la única manera que yo he podido hacerlo, sabiendo que cualquiera la puede realizar, completar, modificar, mejorar o empeorar, pero que como yo lo hago nadie lo ha hecho ni lo hará.


A la tierra que me cobija y que a pesar de los sobresaltos que a veces me ofrece, es el lugar que guarda mi historia, historia que es efecto de continuidad de quienes me han antecedido y que su participación creó el puente que me ha permitido cruzarlo para actuar, así como a quienes conjugaron su empresa con la mía para que tuviera más trascendencia y mayor alcance. Todos ellos realizaron su parte a cabalidad.


Mi gratitud hacia quienes cantaron por mí, a quienes hicieron poesía de su día a día y a quienes me siguen inspirando con su fe, su certeza y su esperanza que, al constatarlas, se convierten en mías y las puedo vivir.


A las dificultades y problemas, a las complicaciones y retos por inspirarme y ayudarme a sacar fuerza de flaqueza y a encontrar el motor que me sigue empujando a buscar que cada nuevo día sea oportunidad de crecer y aportar.


Sí, mi síntesis de este año es el reconocimiento y la práctica de la gratitud, con la visión y el anhelo de seguir adelante hasta cumplir con lo que, a mí, de manera personal, descubro como una petición del Creador y Hacedor especialmente para mí.



Ilustración: Fotografía de Fuu J en Unsplash

25 views0 comments

Recent Posts

See All
Post: Blog2_Post
bottom of page