Nueva carta de respuesta a una verdadera catástrofe de mi vida - Marichoni



Cuando te presentaste 
como fragilidad, aprendí
a pedir que muchas
veces es más difícil que dar
y fui humilde.
(De mi anterior carta de Catástrofes)

Catástrofe, te volviste a presentar inesperada y súbitamente, entraste para trastocar otra vez mi vida entera y obligarme a detener mi paso, que estaba siendo realizado con la arrogancia de quien cree que tiene en su mano todos los controles necesarios y que su vuelo siempre será hacia arriba.


La vida sigue su curso y va llevando entre sus correrías, a quienes optan por seguirla.

Así me sentía, con la fuerza y el orgullo de haber subido, entera, al estrado del 8º. piso, era tanta la certeza de dar pasos firmes y sin tropiezos que no caí en la cuenta de que, había que plantearse esa actitud, que el temerario desconoce y que se llama prudencia.


Pero ahora no había alternativa, para aprender a tomarla en cuenta tuve que verme literalmente en el suelo y definir que me hallaba ante otra real y verdadera catástrofe de mi vida. Eras tú otra vez tocando ante mi puerta.


Consciente de ello, te escribo esta carta abierta para que sirva de ejemplo a quien se siente invencible, dueño de su destino y sin cuestionamientos de vida. Aquí les digo que no crean que existen los superpoderes, esa es pura fantasía.


Verme en el suelo me confrontó con una nueva realidad, me volvió a confirmar que la vida sigue su camino hacia adelante porque al volver la vista atrás se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar (A.M.) Y con ello encontré que los retos se renuevan y también las posibles respuestas que tienen que darse, revestidas y llenas de conciencia, de responsabilidad y con una sabiduría obtenida de la experiencia

.

Si, tú, la nueva catástrofe de mi vida, me dejas un nuevo aprendizaje, este nuevo aprendizaje me deja una nueva forma de enfrentarme a la vida y con ello y la voluntad fortalecida, ahora cuento entre las prendas de mi equipaje, una nueva oportunidad para ser y para hacer.


No sé si es mejor o peor, lo único que sé es que es la única forma de decir, en la lengua euskera, la lengua de mis ancestros: Aurrerá, adelante.




Imagen: Fotografía en Unsplash

55 views0 comments

Recent Posts

See All