Y Mamá ... - Marichoni




Mamá no hay más que una
Y como la mía, ninguna
(popular)

Siempre estuviste allí, iba a la escuela y a mi regreso, estabas allí, tenía miedo en la noche y te iba a buscar, sólo te hacías a un lado y podía meterme en tu cama porque estabas allí, no platicabas de profundidades conmigo, tampoco se me ocurría planteártelas, pero estabas allí, sabías lo que me gustaba: -Inocencia, haga las enfrijoladas- porque las disfrutaba mucho, en la tarde no me hacías mayor caso, te visitaban tus amigas y jugabas a la baraja, pero estabas allí y recorría el rededor de la mesa de canasta, espiando el juego de cada una de las cuatro jugadoras, -no hables, los mirones son de palo, son las siete de la noche, no juguemos más, liquidemos la cuenta, $2.50 de ganancia.- Estabas allí.


Pasaron muchos años, tuve cinco hijos y estabas alli.


Un día, al regreso de la escuela, ya como maestra: -Qué le hable a su hermana Maluz, pero yo tengo una reunión esta tarde, -me dijo que la llamara en cuanto llegara. Hola, ¿qué pasó?a mi mamá le dio algo como un infarto. No, le dio un infarto…


Se acabó la fiesta, me fui al hospital, -estabas en una cama, sola, con un monitor, sin visitas. Me escapé y me introduje para verte sólo un momento…


Pasó la noche y, sentada en una silla, esperé el amanecer para volver a verte por el cristal. No estabas, te habían llevado a otra sala…


El doctor –Ahorita le doy informes… espere, se ha puesto grave y la revisaremos… Después de media hora. Para mí un rato largo, muy largo. No ya no está… Ya nunca más.

18 views0 comments

Recent Posts

See All