top of page

Y tú no estás - Carmina Hernández E.



Antes se frecuentaban los parques en familia y tú no estás, llevando viandas de comida y tú no estás, pelota para pelotear los señores y las mujeres a platicar al tiempo que se cuidan a los niños y tú no estás.


Los señores son entusiastas para jugar, gritan bien sabroso y tú no estás, las mujeres ponen cobijas y manteles van formando un círculo y tú no estás, que se va ensanchando a la llegada de los señores; las esposas les han traído ropa seca, porque sudan que da gusto y tú no estás.


Las esposas han llevado rajas con crema, salchichas a la mexicana, frijoles refritos, arroz con huevos cocidos y tú no estás, las mamás sacan platos, vasos de colores para el agua de limón, y tú no estás, también han llevado bolillos, tostadas, y unas dobladas con queso, y tú no estás.


Conforme avanza la mañana, aún hay tiempo para jugar entre todos la roña, a las escondidillas, y tú no estás, hay risas por que el ingenio para esconderse es harto y tú no estás, hay una buena sed, que es saciada con esa rica agua de polvo Tang que han hecho de última hora y tú no estás.


Los niños con los cabellos lacios de sudor que les ha provocado tanta corretiza, los cachetes colorados, adornados por una maravillosa sonrisa y tú no estás, hora para levantar todas las cosas y tú no estás, todos quieren más agua, quedan todos timbones y sudados y tú no estás.


Todos en fila india con el ánimo hasta arriba, ya pesan menos las bolsas de mandado, donde iba la comida y el agua. Empiezan a despedirse, los tíos, las tías, los primos, las primas con bechos y abrazos y tú no estás...



Ilustración: Fotografía de Jeannie Clavel en Unsplash

81 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


Post: Blog2_Post
bottom of page