top of page

Soñar no cuesta nada - Marichoni

Soñar, lo imposible soñar…

Canción Popular.



       Muchas veces he repetido las sabias palabras de Machado: Caminante no hay camino, se hace camino al andar. Eso lo voy comprobando día a día, , no hay un día igual a otro, o. corrigiendo, no hay un día que yo sea igual al anterior.


    La construcción de mi camino, requiere que lo imagine, que vislumbre anhelos, que sueñe logros.


     Cuando duermo, a veces sin proponérmelo, sueño lo que no pude resolver en alerta y al despertar tengo nuevas ideas, otras veces me imagino en lugares maravillosos y el despertar me hace sentir la tristeza de haber perdido ese momento ideal y me provoca el comentario de no quería despertar. En contraste, otras veces en las que sueño con angustia lo que nunca ha sucedido y despierto con taquicardia, agradezco que no es real: que felicidad, todo era un sueño.


    Ya Calderón de la Barca nos lo anunció: Y los sueños, sueños son.


    Pero hay otra clase de sueños que son tal vez más importantes por trascendentes, esos sueños que nos permiten construir castillos en el aire, que los levantamos despiertos y con los ojos muy abiertos, esos sueños que nos llevan a desear alcanzar lo que parece inalcanzable, que proliferan más en la juventud y que, con el paso del tiempo, con cierta desilusión, los vamos soltando.        


    Pero, alto, antes de soltarlos, antes de darlos por perdidos, la pregunta que me surge es: ¿Qué inspiración me dieron? ¿Qué tanto me movieron para alcanzarlos? ¿Cómo hubiera sido mi actuar si no hubiera tenido el deseo de lograrlos? ¿Hubiera llegado al punto en el que estoy si no hubiera soñado?


    Si soñar no cuesta nada y estimula el esfuerzo, el trabajo, la acción y la motivación, seguir construyendo sueños promueve la vida. Al fin que ella se encargará de ubicarnos en los que sean alcanzables y en los que tengamos que ir soltando en el caminar.


    Soñar no es cuestión de juventud, soñar con ojos abiertos y contemplando el cielo, es buscar los nuevos significados para el día a día. El sentido que nos puede seguir diciendo aquella frase del poeta cubano: Queda prohibido no convertir en realidad tus sueños. Y una última consideración, la frase con la que termina el poema de Invictus, en mis sueñoslogro definir que: Soy el Amo de mi Destino, Soy el Capitán de mi Alma.



Ilustración: Fotografía de Kelly Sikkema en Unsplash

17 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


Post: Blog2_Post
bottom of page