La Iglesia de Auvers

Updated: Oct 2, 2021




Templo certidumbre emergido de astillas litúrgicas.


El cielo, en su delirio, teje el pórtico,

construyendo la vida por sus vértices.


Iglesia erguida sobre un pantano:

humanidad herida en sus orígenes: el mestizaje de la materia y el espíritu.


Muros disueltos en púrpura sangre

heraldos replicantes del fuego del infierno

y del martirio punzante de la cruz:

presentido, insinuado, distante.


Fábula de carnes desgarradas y espinas.

Almas migrantes y transmutadas.


Las torres simulan su volumen en la erosión de la forma

realidad dispersa en fragmentos –cristales: nervadura.


El pincel golpetea los espejos


El rostro del espejo es la sombra fugaz de la mirada,

trazo de sal en cada mueca,

títeres pendiendo de hilos negros.


La pirámide de luz es una farsa de imágenes

donde los ángulos juegan a las máscaras.


Traspasarás el pórtico sólo para entrar en el remolino de las revelaciones.


El centro de la tierra ígneo y feral


La cúpula afirma su tono apocalíptico

porque apunta al cielo y no lo toca


Púrpura sacrificio de agua y tierra;

la forma como rastro imposible.

Triángulo nebuloso.

Cómo es la luz en que se liberan las heridas

La sangre y la madera –fusión de oscuridad-


Triángulo de venganza.

Levadura para el barro que se quiebra

Crepúsculo: quebranto del morado.


123 views1 comment

Recent Posts

See All