Otra gota de vida: Tengo cinco hijos - Marichoni



El que a los suyos parece
honra merece
(Romancero Popular)

Tengo cinco hijos que, por un tiempo pensé que eran míos, porque mi corazón latía por lo que ellos vivían, por lo que ellos hacían.

Pasó el tiempo y comprendí que seguían siendo míos pero que no eran para mí, sabía que eran míos porque los separaba del resto de los niños, de los jóvenes y de los adultos que existían, los reconocía como míos, con la certeza que no eran para mí…

Cuando vi que se atrevían a volar, me pregunté: qué había hecho para que tomaran el mundo por hogar.

Y… caí en cuenta: esa había sido mi propuesta, ese fue mi proyecto, esa había sido mi misión: ¡Qué fueran ellos mismos y qué tomaran sus decisiones!

Entonces comprendí que la vida otorga lo que uno le pide y, acepto la realidad de los que fueron muy míos y que ahora son muy suyos.

Pero, ya tienen quien les cobre la factura que yo no he podido pasar porque no me toca a mí cobrar.

Tengo muchos momentos de estar sola, sin que esto signifique sentirme en soledad ni en abandono.

Tengo muchos momentos de estar sola, sin que esto signifique sentirme en soledad ni en abandono.

Ahora me encuentro para recuperar lo que el tiempo dejó atrás, que, contado con una voz nueva, me lleva a resignificar lo que quedó oculto para mí y, por supuesto para ellos: desvelos, angustias, preocupaciones, esfuerzos, tiempos de espera…

Sí, tengo cinco hijos que tienen algo de mí, tengo trece nietos que me ponen al descubierto sin siquiera proponérselo ni proponérmelo.

Pero ahora que los veo con una mirada, como quien con ella observa el atardecer que ocurre, aunque uno no quiera que se acabe el día, vuelvo la vista hacia atrás, muy atrás, y recuerdo que cuando salí de mi casa, no me pregunté lo que a mis padres les hacía vivir mi partida. Y la historia se vuelve a contar: ellos también tenían cinco hijos…

Por ello les puedo decir: Padres, he pagado la factura, no tengo deuda, y con esa libertad les digo, los amo, hijos, los amo, nietos, los amo como siempre, aunque ese siempre sea diferente.

Con todo amor, Marichoni



Ilustración: Archivo fotográfico de la propia autora.

44 views0 comments

Recent Posts

See All