Del otro lado del espejo - Jesica Lara Ovando




¿De dónde saldrá la añoranza, o incluso desesperación, que deriva en el deseo tan imponente de cambiar la forma en la que vivimos por medio de un giro de 180 grados?


Ese deseo invocado por una voz interna que sugiere una nueva ciudad, un nuevo trabajo, un nuevo círculo, donde se pueda empezar de cero, respirar otro aire.


A veces me gusta fantasear con una vida paralela, donde cumpliría tranquilamente con las expectativas de los demás, donde sí hubiera estudiado medicina, donde tuviera un trabajo más convencional, donde me conformara con menos, donde hubiera creído en las promesas alguna vez hechas.


En esa vida paralela, que solo existe del otro lado del espejo y en mi imaginación, seguiría un ritmo de vida más convencional, tradicional, donde yo sería menos “yo”.


Porque nuestras historias se caracterizan por las infinitas bifurcaciones causadas por las decisiones que tomamos, cada paso que damos.


Algunas veces pienso en esa pequeña posibilidad, de lo que pudo haber sido tan nuestro, literalmente parte de ti y parte de mí, y lo feliz que nos hubiera hecho, en un universo paralelo.


Qué afortunades seríamos de poder acceder a todas nuestras experiencias paralelas, las cuales, me gustaría poder visualizar cómo si se tratara de una película, aunque solo nos queda soñar.




Ilustración: Foto de Михаил Секацкий en Unsplash

20 views0 comments

Recent Posts

See All