El mar y la vida - Marichoni



¡Qué tú eres el mar
qué yo soy la arena, 
qué ya no voy solo
qué la mar me lleva!

Si la vida fuera el mar y las olas los acontecimientos que se siguen uno a uno y, además tuviéramos tiempo de observarlos en su paso, en sus repeticiones, en sus diferencias ¡Cuántas cosas rescataríamos de cada acontecimiento que, pareciendo igual al anterior, visto con mirada de detalle, encontraríamos lo diferente de cada ola-acontecimiento! ¡Tal vez así nos daríamos cuenta cuando sube y cuando cae, veríamos la fuerza con la que lo hace, reconoceríamos qué deja en su caída y qué se lleva!


Si tuviéramos el tiempo para establecer la relación entre el ir y venir del agua del mar sobre nuestra vida, apreciaríamos su saludo y sabríamos despedirnos cuando regresa por impulso al mar de la vida y, encontraríamos que no sólo se mueve el agua, que trae en su movimiento seres con vida que se muestran, a veces sólo se asoman, pero se alcanzan a ver, y sabríamos que no estamos solos porque no estamos de pie en la orilla, sino nos encontramos inmersos en la ola que vino pero que regresa.


Y conectaríamos ese movimiento con el antes y con el después; y volveríamos a movernos en el siempre, sabiendo que lo que se acabó fue para dar paso a lo que empieza, y que eso no está fuera de mí, soy yo que estoy en esa ola de la vida que se repetirá, pero siempre será diferente, pasará, pero volverá. ¡Tal vez eso sea una forma de eternidad!

32 views0 comments

Recent Posts

See All