top of page

Parafraseando a Pessoa - Marichoni

Si yo pudiera…

Fernando Pessoa




 

    Creo que como todos, no quiero siempre estar feliz porque sé que eso no es real y solo es posible en ciertos momentos de la vida, pero tampoco quiero vivir constantemente entre sobresaltos y con miedo,  esto tampoco lo puedo evitar, pero sí me gustaría vivir con una alegría frecuente, por ello digo:


    Si yo pudiera tener el equilibrio necesario en momentos difíciles, me angustiaría menos.


    Si yo pudiera lograr ese compás de espera cuando siento que el mundo tiembla a mis pies, hubiera desarrollado la serenidad.


    Si yo pudiera pedir auxilio cuando me parece que el agobio me abruma, sería más asertiva.


    Si yo pudiera dejar pasar la tormenta en resguardo, tal vez la encontraría agradable y hasta la disfrutaría.


    Si yo pudiera respirar diez veces antes de responder impulsivamente, tendría menos desgaste y, por lo tanto, menos conflictos qué resolver.


    Si yo pudiera delegar algo de las responsabilidades que me aquejan, tal vez no sentiría que llevo el mundo sobre los hombros y trataría de cargarlo en conjunto, reconociendo que así se aligera mi carga.


    Si yo pudiera lograr la prudencia ante el estímulo que me levanta el ánimo hasta el cielo, valoraría más tranquilamente las situaciones y quizá vería la solución con más claridad.


    Si yo pudiera aceptar que el sol está, aunque lo tape una nube, esperaría con confianza que volviera a alumbrar.

  

   Si yo pudiera ser siempre la misma, todas mis reacciones serían previsibles, pero no puedo evitar que la vida cambie y que yo cambie con ella.


    Si yo pudiera aceptar lo inevitable de lo que acontece, no me resistiría y me adaptaría con mayor entusiasmo.


      Si yo pudiera ofrecer la comprensión a todas aquellas personas que tienen una gran diferencia de pensamiento conmigo y con mi manera de ver la vida, hubiera desarrollado mayor tolerancia y no me costaría tanto trabajo aceptarlas.


    Si yo pudiera valorar la relación que tienen el amor y el perdón, me sentiría más satisfecha con lo que me ofrecen los que amo y lo que me dan los que me aman.


    Si yo pudiera reconocer la fuerza de la fe, creería con más simplicidad y no me enredaría en cuestionamientos sin respuestas.


    Si yo pudiera reconocer que en todo lo que ocurre puede haber algo valioso, a pesar de cómo o veo, lo buscaría y lo encontraría más pronto.


    Si yo pudiera encontrar el mejor momento para decir lo que deseo y poder callar lo que conviene mantener en silencio, hubiera descubierto lo que representa una mejor oportunidad.


    Si yo pudiera… pero no siempre puedo.



Ilustración: Fotografía de Anne Nygard en Unsplash

26 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


Post: Blog2_Post
bottom of page